DIOS
TE AMA
PERSONALMENTE
TITULO RENOVACION CARISMATICA DEL LEVANTE

RETIRO DE SERVIDORES DIÓCESIS DE CASTELLÓN


 

Queridos hermanos servidores:

Como ya os adelantamos hace unos días, estamos organizando un retiro dirigido especialmente para vosotros, para todos aquellos que en estos momentos estáis sirviendo a los hermanos en este servicio. También va dirigido a aquellos hermanos que ya han ejercido como servidores o en algún ministerio. Así mismo está abierto también a aquellos hermanos que, aunque no lo hayan sido, hayan hecho el Seminario de Vida en el Espíritu y asistan con regularidad y compromiso al grupo.

El retiro nos lo dirige el P. Jorge Miró.

Él es el Asesor Espiritual de la RCCE de Valencia y al que muchos ya conocéis. (Entre otros eventos él nos dirigió la última Asamblea Diocesana. También las dos últimas Semanas de Oración a la que varios asististeis). Damos gracias a Dios por él que ha aceptado impartirnos este retiro.

El lema es el siguiente:

“MI ESPIRITU SIGUE EN MEDIO DE VOSOTROS. ¡NO TEMAIS!”

(Ag 2,5)

Tendrá lugar-Dios mediante- el sábado 23 de octubre en la casa de espiritualidad de las hermanas carmelitas: La Divina Providencia en Tales.

El precio por persona por uso de instalaciones que nos piden es de 10 €. Ya lo abonaremos a la llegada.

Sí que os pedimos que en cuanto sepáis el número de hermanos de vuestro grupo que vaya a asistir nos lo confirméis a este teléfono: 605 107 340

Comenzaremos a las 10 de la mañana con la acogida.

Comida a compartir (bocadillo).

Somos conscientes que la experiencia vivida durante la pandemia que ha azotado al mundo a nadie nos ha dejado indiferentes, y también a nosotros, nos ha llegado esta incertidumbre. Algunos nos habéis hecho llegar vuestro desánimo y dificultades para poder llevar a cabo vuestra misión en estos momentos, por lo que creímos necesario, − que nada más las condiciones de salud lo hicieran posible−, el poder organizar un pequeño retiro, de una jornada, al menos, para estar con el Señor y pedirle que su Espíritu Santo nos siga llenando de su amor. Él no nos ha abandonado nunca, pero la prueba ha sido dura y necesitamos de su consuelo, para nosotros poder consolar. También orar juntos para discernir cuál es su voluntad para esta porción de su iglesia en nuestra Diócesis.

Os animamos a todos a asistir. Sin duda será un momento de gracia para todos porque realmente lo necesitamos, y no olvidemos que Dios no desoye nunca el gemido de su pueblo.

Nos ponemos para ello bajo la protección y amparo de nuestra Madre, la Virgen María. pidiéndole que interceda, con su maternal protección, por todos nosotros.


Afectuosamente vuestros hermanos servidores del equipo diocesano.


Un abrazo y bendiciones.